Publicado el 5 de ene, 2022

La Cisterna ya forma parte de la Mesa Regional de Comercio Ambulante y Espacio Público del Gobierno Regional

El día martes 4 de enero, el alcalde de La Cisterna Joel Olmos fue convocado por parte del gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, a la primera reunión de la “Mesa Regional de Comercio Ambulante y Espacio Público”, junto a diversos actores como los alcaldes y alcaldesas de las comunas de la Provincia de Santiago, sus respectivos equipos de Seguridad Ciudadana, Carabineros y Policía de Investigaciones, Metro de Santiago, Servicio de Impuestos Internos, cámaras de Comercio de Santiago y Patronato, el Observatorio de Comercio Ilícito de la Cámara Nacional de Comercio, Aduanas, y otros. 

Esta mesa intersectorial tiene por objetivo abordar las diversas problemáticas que genera el comercio ambulante en el espacio público. María José Acosta, directora de Seguridad Ciudadana de La Cisterna, quien también asistió a esta reunión, dijo “La instancia permitió conocer buenas prácticas de los municipios frente a este problema y establecer criterios comunes para la construcción de la estrategia la cual contempla las dimensiones de trabajo intersectorial, la dimensión social y la dimensión delictual del comercio ambulante, criterios de ordenamiento y los derechos de la ciudadanía respecto al espacio público”.

El gobernador Claudio Orrego dijo a La Tercera que “queremos generar una oferta en la región de formalización de estos comerciantes para que puedan establecerse como corresponde de manera estable, en lugares adecuados, que no sean un andén del Metro, una plaza pública, o simplemente entorpeciendo el libre tránsito de las personas”.

Dentro de los lineamientos de la gestión del Municipio Comunitario, está considerado un plan de intervención integral de los paraderos 18 y 25, focos de alto tránsito de personas, comercio y conexión con el transporte público hacia diversas comunas del sector sur de Santiago, lo que pone en acento la especial importancia de estos puntos en la comuna, y además la urgencia de modernizarlos y solucionar los problemas que afectan principalmente el derecho a la movilidad y que complican además al comercio establecido.

Frente a esto, el alcalde Joel Olmos ha declarado: “La idea es desarrollar estrategias comunes para poder abordar la problemática del comercio ambulante, de manera de avanzar en la separación del problema delictivo de la problemática social (...)  Queremos hacerlo de la mejor manera posible, en especial formalizando a aquellas personas que necesitan el trabajo bajo un criterio social de manera de ordenar el tránsito de la comuna y que las personas puedan andar con seguridad en ese espacio, y que también si van a consumir algún tipo de alimento, que sea de manera segura y acreditada”.

Se espera que las primeras acciones se vean en los primeros meses del año, enero, febrero y marzo, aprovechando estas fechas en donde baja el comercio ambulante para proceder a su regularización. Además, se espera convocar a todos los actores sociales involucrados (cámara de comercio, asociaciones de comerciantes, y todos los que deseen participar) para dar frente a este conflicto de manera comunitaria y definitiva.